fbpx

Preboda Laura&Joaquín

_MG_7831

sin título-4

sin título-5

sin título-6
sin título-7

sin título-12

sin título-16

sin título-18
sin título-17

sin título-27

sin título-28

sin título-34

sin título-35
sin título-36

sin título-40sin título-41

sin título-43
sin título-44

sin título-49

sin título-51
sin título-50

sin título-53sin título-55

sin título-60
sin título-61

sin título-62sin título-75

sin título-76
sin título-77

sin título-82

sin título-83
sin título-84

sin título-86

sin título-91
sin título-92

sin título-93

sin título-99

sin título-101
sin título-103
sin título-102
sin título-104

sin título-113

sin título-120
sin título-119

sin título-125sin título-124fotografo tibi

sin título-134
sin título-138
sin título-144
sin título-136
sin título-139
sin título-146

Fotografo Tibi

No todas las historias bonitas comienzan con un buen momento. Era una época difícil para uno de ellos, pero lo que empezaron a sentir era más fuerte. Sólo necesita un abrazo, una mirada, un te quiero ayudar. Para volver a sentir esa magia, para volver a creer en el amor. Y  a pesar de todas las adversidades,  había algo entre ellos que los hacía más fuertes, más humanos y más inseparables que nunca.

Joaquin y Laura, son de esa clase de persona que marcan un antes y un después cuando los conoces. Esa gente buena, que con sólo pasar unos minutos con ellos, transmiten que todo vale la pena si se hace con sentimiento. Ellos con esa personalidad tan diferente y la vez tan igual, hace que a nosotros nos entusiasme nuestro trabajo.

Empezaron a contarnos su historia y nos hablaban con mucho sentimiento de un lugar.

Para muchos un sitio cualquiera. para ellos su lugar. En un pueblecito lleno de encanto cerca de Alicante, Tibi. Los llenaba de buenos recuerdos, ellos sacaron todo su amor allí, alejados del alboroto de la ciudad. Se iban al embalse para encontrar su paz y poder ser ellos mismos, sin que nada más importase. Qué mejor que ese lugar para captar y plasmar esa admiración que ellos sienten uno por el otro.

Nos dejamos llevar y este fue el resultado. Nos desplazamos hasta allí sabiendo que podía ser insuperable todo lo que ellos sentían cuando estaban allí. Nuestra sensación: qué por mucho que su amor ya esté a flote y ahora estén más seguros que nunca, con aquello que los llevo a dar este paso. Qué por mucho que pase el tiempo y todo esté bien, aquel lugar siempre tendrá un trocito de ellos. Ese refugio, la vida siempre nos dará lecciones y dificultades pero sólo ella nos puede llevar a lugares con tanto encanto. Que pasan a ser parte de nosotros, sólo en el momento que aprecias todas esas pequeñas cosas. Es cuando empiezas a vivir, soñar e ilusionarte. Y qué mejor forma que de la mano de alguien que te llevo por primera vez allí, a Tibi.

Por historias tan reales y tan puras como esta, somos el tipo de persona que todavía cree que dos personas pueden vivir juntas para el resto de sus vidas.

¿Hablamos?

Deja un comentario


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies